jueves, 16 de septiembre de 2010

Historia de Phoenix I

"He visto otros blogs y yo también voy a escribir una historia imaginaria"

Hola, soy Phoenix, soy un ave Fénix y durante siglos he surcado los cielos desde Japón hasta Finisterre, desde Islandia hasta Madagascar nunca me quedo mucho tiempo en un sitio para no ser localizado por cazadores deseosos de capturarme y porque ser un ave Fénix significa eso, ser inmortal pero a la vez estar sólo. Sin embargo un día mi destino cambió.

Andaba sobrevolando un bosque paseando como siempre cuando observé en la boca de la cueva una curiosa escena, las hadas, elfos y duendes del bosque atacaban a los trols, dicho ataque además de inusual resultaba inútil, aunque atacaban con todas sus ganas tenían más espíritu que fuerza pronto tuvieron cejar en su empeño y derrotados huían hasta un claro en el bosque donde se reunieron, queria saber cual era el motivo de ese curioso atque así que me posé en una rama en un árbol cercano para observarlos.

-Os lo dije: Es imposible

-Imposible o no, tenemos que conseguirlo

-Sólo conseguiremos morir y ella no querría que muriésemos

-Si no la recuperamos, también moriremos

-Debemos pedir ayuda ¿pero a quien?, las ninfas ya lo intentaron el otro día y está demasiado bien vigilada

-¡Eh! ¡Mirad allá arriba!

Entonces, todos los miembros de la reunión se giraron hacía mi, que los observaba hasta ahora oculto.

-¡Por favor! Ayudanos

-¿A que? Si se puede saber

-A rescatar a nuestra reina - Dijo un hada que había volado hasta mi- Los trols la tienen secuestrada y pretenden comérsela

-Lo siento preciosa, pero no pertenezco al bosque, no me parece correcto intervenir.

Hacía ya algunos años que me juré a mi mismo no intervenir en los asuntos terrenales, en cierta ocasión un duende malvado me vino con una historia similar pidiéndome que le ayudara a vengarse, que le habían robado, echado y secuestrado a su mujer y le ayudé y vencí a sus enemigos pero después descubrí que todo era un engaño para vengarse de los duendes que lo desterraron por ladrón y hacerse con la mano de la princesa de su bosque. Cuando me enteré quise deshacer el entuerto pero ya había huido con la princesa y todo el oro, por mas que busqué nuna conseguí encontrarlos.

-Me presentaré: Soy Yanira un hada del bosque

-Mi nombre es Phoenix y como habrás podido comprobar soy un ave fénix

-Dinos Phoenix, ¿Que quieres a cambio de ayudarnos?

-No es cuestión de interés, no me interesa ni el oro ni nada que me podáis ofrecer, ofrecérselo a una bruja para que os ayude

-La única bruja de por aquí esta de viaje y no volverá hasta dentro de dos semanas, si tú no nos ayudas matarán la reina de las hadas el día del solsticio y se la comerán

-Mala suerte, igual que el ratoncito es capturado por la lechuza y nadie lamenta su suerte

-¿No lo entiendes? ¿No?, si hacen eso, este año no habrá primavera, moriremos todos

-He vivido muchos cientos de años, he visto bosques convertirse en carbón, los he visto volver a florecer y otros en cambio, ahora son desierto. No os preocupéis Gaia sabe lo que hace y porque.

1 comentario:

  1. ¡Envidioso! A ver que tal sale tu historia de momento promete

    ResponderEliminar