miércoles, 14 de diciembre de 2016

Otro fragmento



Se decidió a dar un salto, entrar y cogerla, estaba muy nerviosa puesto que le daba mucho miedo, pero si lo hacía rápido nadie la vería y podría salir pitando de aquella casa pero cuando se subió al alfeizar de la ventana el gato le bufó como amenazándola y se fue corriendo con la muñeca en la boca.

Se quedó ahí sentada indecisa, pensativa ¿Qué hacer? No podía entrar y perseguir al gato por toda la casa.
―¿Se puede saber qué haces en mi ventana?

Pegó un bote y el corazón casi se le sale por la boca. Se giró y la estaba mirando una señora no muy mayor, debía tener unos treinta años morena de ojos negros con una nariz alargada pero dentro de lo normal no la típica nariz picuda que les dibujan a las brujas, los labios eran finos y los tenía muy apretados, llevaba un vestido también negro, un pañuelo en la cabeza y un delantal amarillo de
rayas bastante manchado de hierba verde que hacia contraste con el
vestido.
Llevaba un montón de romero recién cortado en un cesto, lo supo por qué olía mucho y se mezclaba con el olor a sudor que desprendía. Estaba firme delante suyo con los brazos en jarras y cara de pocos amigos.
―¡Perdón señora! Pero unos chicos me tiraron mi muñeca dentro de su casa.
―Y ¿Por qué?
―Estábamos jugando cuando me quitaron mi muñeca y la tiraron lejos, con tan mala suerte que se coló por su ventana. Llamé a la puerta pero no contestaba nadie.
―¿Cómo has entrado? ¿Cómo has pasado la puerta del cercado?
―Empujé y se abrió. Se lo juro, señora.
Cuando oyó eso tomó aire, cerró los ojos un momento y dio un suspiro fuerte. Un hechizo debería haberle impedido la entrada, pero sólo si tenía malas intenciones. El hechizo impedía la entrada a ladrones y bandidos pero no a una niña que entraba porque quería recuperar su muñeca. Después de pensar eso, suavizó un poco el ceño fruncido.
―Está bien, pero será mejor que entremos por la puerta ¿No te parece?
―¡Sí! ¡Sí! ¡Claro! Lo siento señora pero es que le tengo mucho cariño a mi muñeca. Es de trapo con ojos de botones, me la hizo mi madre cuando yo era pequeña y no sabría estar sin ella.
―Y ¿Dices qué se coló por la ventana o la tiró a propósito?
―Fue pura casualidad.
Entonces se giró muy seria y dijo:
―Las casualidades no existen.
Sulaba se quedó petrificada. Si la hubieran hechizado con la mirada no se habría quedado más quieta mientras aquella señora la miraba de arriba a abajo muy fijamente. Ella notaba como su mirada traspasaba la ropa. Sentía que podía verla desnuda y que no se quedaba ahí. Traspasaba también la piel y observaba su interior como buscando una respuesta. Buscaba algo concreto y debió encontrarlo porque de repente el gesto de su cara cambió y se volvió más amable.
―¿Has visto dónde ha caído?

jueves, 8 de diciembre de 2016

Fragmento de Sulaba


 He preparado un fragmento de Sulaba para leerla en la presentación ¿Qué os parece?




«Toc, toc»
―¡Buenas! ¿Hay alguien?
Se estaba poniendo nerviosa. El corazón se le estaba acelerando.
Se le hacía tarde y sabía que su madre la regañaría. Siempre se preocupaba en exceso en cuanto se demoraba un poco pero por nada del  mundo se quería ir sin su muñeca y seguía esperando en la puerta mientras pensaba en Aitor y como se lo haría pagar al día siguiente.
Se acercó entonces hasta la ventana por donde había entrado la muñeca dentro de aquella casa. En cuanto se asomó le sorprendieron la multitud de olores que salían de aquella casa, sobre todo de hierbas: tomillo, manzanilla y menta eran las que reconocía, también a carne seca ya que unos embutidos de extrañas formas colgaban dentro de casa. Miró el interior alucinada ¡Era increíble! Desde luego eran verdad los rumores: La mujer que vivía en esa casa era una bruja. No se veía un hueco en la pared sin estantería. No había un palmo de estantería vacío. Cerca de la ventana había un bote bastante grande con un dedo de agua y tres ranas que no paraban de croar provocando así un ruido de fondo constante.

Pensó que podrían ser tres princesas que la bruja las había transformado en ranas, en los cuentos siempre pasaba eso y aunque ella no era ninguna princesa no quería acabar siendo otra rana más. No muy lejos de ahí, en una jaula habían cuatro ratoncillos blancos intentando esconderse los cuatro dentro de una caja de cerillas que tenían como único mobiliario.

En la estantería de arriba habían colgados dos pellejos de serpiente además de multitud de cosas que ella no era capaz de adivinar qué eran aunque los recorría con la mirada uno a uno intentando averiguarlo pero no había visto en su vida nada parecido.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Hablando de Sulaba


Ahora que Sulaba es una realidad legible es el momento de recordar como empezó. La verdad es que hace tiempo que escribo relatos sobre brujas, dragones y aves fénix. Se puede decir que con esas historias fue como empecé a escribir, relatos que están en un cajón ¿o debería decir en un rinconcito del disco duro? Pero que sirvieron para dar fondo al mundo donde se desenvuelve esta novela y para darles una historia a los personajes, darles un pasado.
De hecho ya me habían preguntado: ¿Para cuando publicarás alguno de esos relatos?
La verdad es que es un mundo imaginario donde me gusta moverme. Un mundo que sitúo en el bajo imperio romano: “Cuando los soldados romanos se dedicaban a enfrentarse unos a otros para poner a tal o cual emperador”. Por situarlo en una época aunque no tiene nada de novela histórica. Es una época en la que las ciudades eran saqueadas por bárbaros, los bandidos campaban a placer por los campos y las gentes creían en brujas y dragones.
Decidí publicar Sulaba porque de todos los personajes que he inventado es sin duda mi favorito. Quizás porque lo he visto nacer y crecer, eso hace que le cojas un cariño especial. Quizás porque surgió así sin más, un día sin haberlo planeado ves que la protagonista está embarazada. Por eso y por que es toda una heroína: Valiente, atrevida y poderosa.
Los demás personajes son grises y en algún momento puedes dudar si son buenos o malos pero ella no. Siempre pienso que todos somos buenos o malos en función de las circunstancias, de como nos trata la vida o dependiendo de a quien le preguntes. Al igual que siempre me han gustado las relaciones amor-odio donde tu archienemiga una vez fue tu pareja, a la que juraste amor eterno. ¿Y por qué no al revés? ¿Por qué no encontrarte que un día tu mayor enemigo te confiesa que se ha enamorado de ti?
Porque Sulaba, no es la típica novela de brujas, bandidos y dragones, en el fondo es la historia donde unos padres se separan, se pelean y su hija se encuentra en medio de la trifulca.


 “Preferiría enfrentarme a un dragón que tener que ir a hablar con mi suegra” ¿Quién no ha pensado eso alguna vez?

jueves, 17 de noviembre de 2016

Sulaba, ya está aquí


Hoy me han llegado por fin los ejemplares de "Sulaba, la hija del fuego". La verdad es que esta vez no se han hecho esperar o quizás me lo he tomado con otra filosofía.

"El barrio de los sueños rotos" era mi primera novela y todo el proceso desde que recibí el primer e-mail diciendo que habían decidido publicar mi novela hasta que llegaron los ejemplares a casa y los tuve en la mano no podía dejar de pensar en ello, en ese día que los tuviera en mis manos ¡Qué nervios!

Ahora te lo tomas con más calma, tu vida no cambia porque ya hayas plantado un árbol, tenido un hijo y escrito un libro y sabes que eso no es todo: Ahora falta ver ese árbol como crece, educar el hijo y conseguir que se venda el libro.

En fin, que ya tenemos aquí a #Sulaba. Ojalá se el principio de una larga saga.



sábado, 12 de noviembre de 2016

Gnóstico ¿Por qué gnóstico?

Cuando escribí mi biografía para la novela #Sulaba cambié algunas cosas. Bueno, en realidad cambié casi todo. Añadí frases que me hizo gracia poner. Como por ejemplo: "Seminarista y soldado raso". Viene de una discusión donde me dijeron que me faltaba hacer la mili:

—"No sólo he hecho la mili si no que también fui a un colegio de curas"  

Contesté yo y me hizo gracia ponerlo en la biografía. Para acabar la frase, quería poner "Ateo" (Aunque pienso que hay muchas cosas que desconocemos aunque no tengan nada que ver con un Dios que nos observa y le importamos) pero al final decidí poner Gnóstico.


Eso no quiere decir que yo pertenezca a una iglesia, tampoco hay una iglesia "Gnóstica".
Porque yo no soy religioso, ni mucho menos pertenezco a una de esas sectas que pululan por ahí. Es más, las odio, pienso que están pervirtiendo el término.

Gnóstico viene de gnosis que significa conocimiento, sabiduría por lo que yo lo veo más una filosofía que una religión y si es una religión, debe adorar/creer/alabar "el conocimiento" por encima de todo.
A Platón que era un filosofo no un religioso, se le considera el "padre" del gnosticismo con su teoría del mundo de las ideas.

Para él, el ser humano estaba formado por dos partes: La parte física formada de materia y la parte intelectiva que era el alma. El alma, antes de nacer está en el mundo de las ideas donde tiene el conocimiento pleno pero lo olvida cuando entra en un cuerpo físico. Para los gnósticos el pecado está en la carne mientras que el alma es pura.

Sí que existió una iglesia gnóstica, que además era cristiana. Los cristianos gnósticos pensaban que el pecado original del Hombre no era comer una manzana si no la ignorancia y no bastaba con el bautismo si no que hacía falta educación y enseñanza (Esta frase me encanta).

Los cristianos gnósticos, también conocidos como cataros discrepaban de los católicos en otros aspectos. Por ejemplo: Consideraban la Biblia un libro atroz y monstruoso, lleno de relatos crueles y sangrientos; Rechazaban el símbolo de la cruz por considerarlo un símbolo de tortura y muerte (Como nosotros veríamos la silla eléctrica) y pensaban que la mujer tenía alma y derechos (¿A quien se le ocurre decir eso en plena Edad Media?).

Por esas cosas entraron en conflicto con la iglesia católica que ordenó su eliminación allá por el siglo XII cuando el Papa Inocencio III ordenó la cruzada albigense. Cuando los cruzados preguntaron a Papa cómo podían distinguir los cataros de los católicos dijo otra frase que me encanta: "Matadlos a todos que Dios ya reconocerá a los suyos en el cielo".

A raíz de ahí, la iglesia instauró la Inquisición para evitar otras "herejías" pero eso ya es otro tema.


martes, 8 de noviembre de 2016

Desmontando rumores


Debo decir que no es cierto rumor que dicen por ahí que yo soy un periodista infiltrado que fue a la PAH a inspirarse para una novela.


Yo soy periodista sí, pero aficionado y me acerqué a la PAH por la amistad con el Rubio y sobre todo con el Vasco y colaboro con ellos (En la medida de lo posible) porque pienso que pocas luchas o pocas demandas están tan justificadas como el derecho a la vivienda.

En este país hemos vivido una estafa inmobiliaria sin precedentes y que ha hundido a muchas familias. La PAH les ofrece un salvavidas para que no se ahoguen a esas familias que lo han perdido todo y que no reciben ningún apoyo del Estado que usó el dinero de sus impuestos para rescatar a sus amigos los banqueros.

Aunque no descarto publicar un día una novela que hable de la gente de la PAH, se titule: "Vidas deshipotecadas" y explique como esas personas reciben apoyo de los comPAHs que han pasado antes por esa situación, como consiguen echar adelante y como juntos "Sí Se Puede" .

lunes, 7 de noviembre de 2016

Ya la tenemos aquí


Ya tenemos aquí la novela de #Sulaba, atrás quedaron las portadas, la sinopsis, la biografía. Bueno ahora viene la prueba de fuego: La opinión pública. Ellos serán los que me digan si la novela tiene gancho o no, si la portada está muy sobrecargada o si me equivoqué o acerté al poner gnóstico en lugar de ateo o agnóstico ¿Cuantas veces tendré que explicar qué significa?

 Ahora viene lo peor: Promocionar el libro. Por lo menos lo que a mí se me hace más cuesta arriba. Hablar de mi novela y lo que más: Hablar de mí.
Y también la parte que hice peor con "El barrio de los sueños rotos" donde necesito mejorar más pero me encuentro perdido en un mundo desconocido para mí.

Ya la podéis encargar en ediciones Lacre.
 

miércoles, 2 de noviembre de 2016

A mi hija, y sus 18 años

Mañana cuando te despiertes tendrás 18 años (Bueno, si no te despiertas antes de las 7:45) pero debo decirte que no te despertarás ni más alta ni más guapa (Eso ya es imposible) ni más responsable.

La única diferencia será a efectos legales, ya eres mayor de edad. Eso quiere decir que la ley considera que puedes decidir por ti misma. Eso  no significa que seas lo suficiente madura para no equivocarte. Te lo dice tu padre que se equivoca mucho. Significa que tienes derecho a equivocarte, luego tendrás que asumir las consecuencias de tus decisiones, de tus errores y por supuesto, de tus aciertos.

Ya me imagino que es una edad muy importante para ti y que llevabas tiempo esperando, harta de que te digan que eres una niña, ahora ya eres mayor. Debo decirte que te lo van a seguir diciendo (Para mí siempre serás mi niña) y que el día que ya no te lo digan lo echarás de menos. Porque será el día que unos niños entren en el ascensor y te digan "Señora". Ese día créeme, lo echarás de menos.

Es posible que ahora dejes atrás algunas cosas, que sientas que has pasado una etapa de tu vida que no has disfrutado deseando que llegara este día. Ese es el error porque en la vida todo llega (hasta la muerte).

Recuerdo cuando era niño y me preguntaba ¿Cómo sería el año 2.000? Como todos me imaginaba coches voladores, porque nadie se imaginaba compresas con alas ¡Mira si queda atrás el año 2.000!

La vida es como un viaje y debes disfrutarla por etapas porque si te pasas el tiempo esperando la próxima estación, te pierdes el paisaje. Como tampoco es bueno pasarte el viaje mirando por el retrovisor qué dejamos atrás. Atrás siempre irán quedando cosas que echaremos de menos pero la vida sigue y siempre nos quedará el recuerdo de los buenos ratos.

También debo decirte que no es, ni por asomo, un club selecto: Dejan entrar a cualquiera. Te lo digo yo que llevo años en él. Y ya verás como todos tus amigos van a ir entrando poco a poco y no dejarán de estar "chalados" ni de hacer tonterías ni de ser unos "adolescentes prepotentes" porque esas cosas no pasan de un día para otro como levantarse y ser mayor de edad.

Ahora empiezas una etapa nueva en tu vida aunque no creas que va a cambiar gran cosa: Seguirás dudando que carrera escoger, seguirás viviendo con tu madre, etc.  Los cambios irán pasando poco a poco. Porque las personas no cambian de un día para otro, van evolucionando poco a poco. No somos pokemons.